Sin límites

Los ríos de África son tan bellos que si los rozas te pueden matar. Quizás por ello nos atraen tanto, porque bajo su superficie las larvas de los mosquitos de la malaria nacen y se desarrollan, y las bacterias del tifus o las caprichosas formas de las amebas esperaran pacientemente algún huésped al que infectar….